Sólo un truhán podría escribir este guión...

He de confesar que estoy decepcionada. Vale que el castellano es una lengua hablada por 450.000 personas, de las cuales sólo (nótese la tilde) somos españoles 45.000. Vale que sean muchas academias, que latinoamérica comparta nuestras mismas reglas ortográficas, que haya que unificar para que nos sigamos entendiendo entre todos y no se vaya cada uno por distintos derroteros, pero... No me gustan las modificaciones que ha anunciado la Real Academia Española de la Lengua esta semana.
 
 Guión y truhán son palabras con hiato, bisílabas. No sé si voy a sonar mal (bueno, sí que lo sé) pero España no es Latinoamérica.  Pronunciamos estas palabras de forma diferente, por lo cual, debería ser respetada nuestra forma de pronunciación de las palabras que en tierras americanas se consideran monosilábicas y que aquí han sido bisilábicas desde siempre. Ningún español, ni siquiera canario dice GUION. Se hace una pausa, que debe ser representada. Y ahora, representándola, estaremos comentiendo una falta de ortografía.

Mucho cuidado, que ya ni seremos pro-activos, ni el Gobierno tomará medidas anti-crisis. Ese guión  (uy, vaya, le he vuelto a poner la tilde) ha sido mutilado de la manera más cruel. Con lo cual, ahora será mi exnovia la que me acosa, no mi ex-novia. Me pregunto qué pasará con las reglas de acentuación de palabras que ya lleven tilde y se conviertan en esdrújulas gracias a esta nueva regla.

Sobre la modificación de los nombres de algunas letras, dos de cal y una de arena. Me parece bien que la "b" se llame "be" y la "v" "uve"; en lugar de "be alta" y "ve chica". Pero que la "Y griega" tenga que llamarse "ye"... Me siento hasta intolerante (quizás lo sea) pero no me gusta. Le quita solemnidad y rasgos culturales. Y ahora llamadme arcaica.

3 comentarios:



Dany dijo...

A todo esto, en ningún lugar de latinoamérica se pronuncia "guíon", ni "trúhan" (es decir, con hiatos).

Confesiones a media luz... dijo...

Lo de la ex-novia es buenísimo, cariño. O te ríes, o te ríes.

Keisha dijo...

Gracias, chicas!