Odín Sphere... o cómo enamorarte de una BSO

Odin Sphere es un juego de rol para PS2, de Square - Enix. Sólo por eso ya era previsible mi inevitable atracción hacia él (aunque últimamente la compañía está dejando mucho que desear) Pero es que este juego tiene muchos encantos. Demasiados para ignorarlo.





Primero: sus gráficos y perspectiva.

A pesar de ser uno de los últimos juegos que salió para Playstation 2 antes de la aparición de la nueva generación de consolas, sus gráficos evocan un estilo retro al que es difícil resistirse. Su perspectiva lineal (te mueves hacia la izquierda o hacia la derecha de la pantalla, sin más) hace que recuerde los juegos más entrañables de mi infancia. Y ya sabéis a estas alturas cómo soy yo con las cosas de cuando era peque.

Segundo: Sus personajes y ambientación.

Vives  la historia desde la perspectiva de cinco personajes diferentes, uno por uno. Esto hace que los acontecimientos se entrelacen mientras vas jugando de una manera, cuanto menos, deliciosa. El que te parece el "malo" en la partida con el primer personaje, puede dejar de parecértelo cuando tú juegas con él y entiendes sus motivaciones.
Si no sabes nada de mitología nórdica, no te preocupes, cuando termines el juego sabrás.

Pero lo que realmente me hizo enamorarme él, a pesar de todo lo dicho es esto. Abrid bien los oídos:



No me enganchaba tanto a la Banda Sonora de un juego desde Final Fantasy IX. Ya iba siendo hora de que volviese a pasar. Es magia que retumba en los tímpanos.

4 comentarios:



Ricardo dijo...

*w* odin sphere, yo lo tengo mola mazo aunque no lo juego muxo xq no tengo muxo tiempo y xq me matan XD pero molar mola XD y la banda sonora es genial ;D.
atte.Ryu

Keisha dijo...

Qué buen gusto tienes hermanito!

Javi dijo...

Tienes razón, y no solo su gran banda sonora, sino toda su historia, para mi es uno de los mejores juegos que he jugado, lástima que haya pasado lo mismo que al gran Final Fantasy IX, que no le dieron importancia siendo uno de los mejores de la historia...
Gran entrada!

Jose Luis dijo...

El juego es muy bueno a pesar de su linealidad (derecha e izquierda), al igual q tú me encantó el FFIX de hecho fue uno de mis primeros juegos y reafirmando lo dicho por "Javi" en el comentario anterior es una pena que tanto el FFIX, que salió hacia el final de vida de la Play1, y el Odin Sphere, que salió hacia el final de la Play2, no se hayn valorado tanto. Son grandes juegos por una estética original incluso infantil (el FFIX es el único de la saga FF q sus personajes son pequeñitos; los personajes del FFVII eran pequños durante el juego pero en las secuencias de video se representaban grande). Tambieén son grandes juegos por la magnífica banda sonora y, por supuesto, lo que hace tan grande a estos juegos por su extraordinaria y compleja historia argumental donde se entrelazan la vida de los distintos protagonistas.